martes, 29 de marzo de 2011

Novedades

Cuando decía que lo mejor estaba por llegar, no me equivocaba mucho. Estos dos meses han sido muy intensos, desde el punto de vista académico y profesional. He tenido varias experiencias inolvidables, entre las que destacan mi asistencia a la ceremonia de entrega del Premio Europeo Carlos V a Javier Solana, en calidad de intérprete, así como la semana que he pasado en Viena, haciendo prácticas de interpretación simultánea en la sede de las Naciones Unidas. Prometo informes más o menos detallados de ambos acontecimientos, que probablemente sean los más importantes de mi vida a este nivel hasta la fecha.

En cuanto a lo demás, el curso avanza deprisa... Más bien, volando. El segundo trimestre del conservatorio ha terminado hoy para mí, con la audición de piano, en la que he tocado la Canción y danza VI de F. Mompou. Y, por lo demás, todo sigue más o menos igual: las clases, las prácticas, la beca de colaboración, el coro, los trabajos, los agobios... Pero también: las risas, los buenos ratos, todas esas cosas y personas que hacen que no me ahogue en mis quehaceres cada día. Quizá no siempre me dé cuenta de lo afortunada que soy, pero hoy lo tengo claro: soy feliz. Gracias a todos. Próximamente... más y mejor.

Salud y suerte.

3 comentarios:

Carmabelle dijo...

Alici, te tienes q apuntar a yoga o algo para relajarte, hija!! jeje
Aunque dentro de nada estamos de relaxing caminatas... con la Clarita! ah!!!!!!1
besos!

Grisselle dijo...

Esperaré impaciente esos informes! :D

Tere dijo...

me alegra que hayas tenido tantas cosas buenas e inolvidables en estos meses, lo mereces!

besitos!